Blog

Una parte de Joya Plástica estuvo en la Antártica

Una parte de Joya Plástica estuvo en la Antártica


Paulina, integrante de nuestro equipo, tuvo la oportunidad de conocer la Antártica durante las vacaciones de verano. Viajó a Punta Arenas para luego embarcarse en una travesía polar hasta el territorio antártico, donde pudo vivir la increíble experiencia de estar en un lugar prístino, con una belleza inigualable, en donde pudo llevar un pedacito de Joya Plástica para un hermoso registro fotográfico. 
Pese a que es un lugar principalmente virgen, científicos e investigadores han descubierto que la huella de la contaminación del agua alcanza el fondo marino de la Antártida. De hecho, una exploración a cargo de Greenpeace encontró la presencia de plástico y químicos en las aguas y nieve del continente austral. Esta situación preocupa, considerando la importancia de la zona a nivel  medioambiental: contiene la mayor cantidad de hielo del planeta y es el motor que regula la atmósfera terrestre y su equilibrio global.

 
Palabras de Paulina: "La Antártida ha sido declarado un continente de Ciencia y Paz; con un cuidado y protección maravilloso de su entorno. Es gratificante percibir la gran conciencia medioambiental que existe entre todas las personas que viven durante períodos largo o transitorios en las bases de los distintos países que se encuentran a su alrededor.
Cada persona sabe que juega un rol muy importante y están conectados con la naturaleza, la ciencia y el apoyo entre sí. La Antártica es tierra de cooperación y ayuda entre los países; quienes están preocupados por estudiar, conversar y cuidar este continente.
Siento un orgullo muy grande por mi país, donde prestan apoyo logístico y se realiza un trabajo científico a través de la INACH; personas que trabajan con condiciones climáticas extremas y siempre con una sonrisa conectados con el propósito de servir y apoyar a las necesidades para vivir en el continente más seco del mundo.
Compartir con los pingüinos ha sido una experiencia emocionante; me llena de alegría ver cómo nos miran con tanta curiosidad y sin miedo; comparten su entorno con nosotros y siento que esto debe ser posible porque ellos nos deben ver como “amigos” y no como sus depredadores. Inmensidad y Pureza; dos palabras que las vivi en este maravilloso continente; y que me gustaría poder traer al país para poder generar conciencia de la importancia de cuidar nuestro planeta; de no generar tanta basura medioambiental, que tanto daño les hace al los animales y planeta".